Noticias

Publicado el Octubre 3rd, 2016 | por Imagen Institucional

0

Wiracochapampa y su enigmática cerámica

Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco recuperó tres hectáreas del sitio con la ejecución de cuatro proyectos de inversión pública.

Huamachuco, La Libertad. Las excavaciones arqueológicas que realiza la Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco en Wiracochapampa están revelando datos muy importantes para conocer y comprender las diferentes ocupaciones humanas dentro de esta ciudad, las cuales se reflejaron en los cambios arquitectónicos (fases arquitectónicas). Actualmente, el lugar se consideraría un Centro Administrativo de los Wari y, según los investigadores que realizaron excavaciones en el lugar, no fue terminado de construir.

Desde el 2013, el Ministerio de Cultura está desarrollando trabajos de investigación arqueológica a través de proyectos de puesta en valor que permitirán conocer un poco más la historia del país, con el estudio de dos sociedades que ocuparon este lugar en  periodos distintos: los Wari y los Huamachuco, y que hará posible reforzar la importancia y el conocimiento de las antiguas poblaciones prehispánicas en la evolución de la civilización.

LAS OCUPACIONES. La continuidad de las excavaciones arqueológicas a cargo de especialistas de la Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco proporciona un mejor contexto e interpretación para los hallazgos realizados en el sitio, los cuales revelan que Wiracochapampa posee una historia arquitectónica mucho más compleja de lo que se esperaba, con evidencia de ocupaciones de varias épocas. En el marco del proyecto de inversión pública “Recuperación del subsector A del sector 1 del sitio arqueológico Wiracochapampa, distrito de Huamachuco, provincia de Sánchez Carrión – La Libertad” se llevaron a cabo investigaciones arqueológicas realizándose importantes hallazgos.

“Las investigaciones en el subsector A han podido determinar la presencia de dos grandes períodos. El primer periodo (700 d. C. – 800 años d. C.) está definido por la construcción y ocupación de Wiracochapampa por parte de la sociedad Wari, que le otorgó un carácter administrativo y ceremonial a la ciudad”, explicó Cristián Vizconde García, jefe de la Unidad de Investigación, Conservación y Puesta en Valor de la Unidad Ejecutora.

Así mismo, se han podido definir diversas remodelaciones en los ambientes y la presencia de elementos culturales Huamachuco. El segundo período (800 d. C. – 1500 años d. C.) está definido por el abandono del asentamiento y su posterior ocupación y uso por parte de la sociedad Huamachuco en periodos tardíos durante los cuales se realizaron construcciones sencillas que evidencian ocupaciones esporádicas.

“En este segundo período de ocupación se llevaron a cabo entierros humanos dentro de los muros perimetrales y de pequeñas cámaras funerarias. Los materiales culturales presentan una clara influencia de sociedades costeñas así como también de los incas”, detalló el arqueólogo Julio Rodríguez Dionisio, responsable de Arqueología de este proyecto.

WIRACOCHAPAMPA Y SU CERÁMICA. Específicamente en uno de los ambientes donde se efectuaron las unidades de excavación, se descubrieron muros antiguos, todos con gruesos enlucidos o tarrajeo de barro y arcilla cuyas bases, al igual que en todo el sitio arqueológico, se colocaron dentro de zanjas abiertas en el terreno estéril. Estos muros y los espacios entre ellos (ambientes y pasajes) fueron enterrados con material de relleno compuesto de tierra y restos de otros muros, piedras pequeñas y mortero para luego levantar en las partes superiores nuevas estructuras de un acabado distinto.

El responsable de arqueología del proyecto también detalló que en el interior de un nicho se recuperó un conjunto de vasijas. Entre otros hallazgos destacan fragmentos de cerámica que no se habían encontrado hasta el momento como la representación escultórica de un animal marino.“Posiblemente este lugar en su último momento de ocupación fue concebido como un espacio para dedicar ofrendas consistentes en vasijas y depositar entierros humanos perteneciente a personas de cierta importancia y de respeto” acotó Rodriguez Dionisio.

Puesta en Valor. Más allá de las nuevas evidencias arqueológicas que este sitio comienza a entregarnos, para el arqueólogo Cristián Vizconde García, los trabajos que el Ministerio de Cultura desarrolla con los proyectos de inversión pública permiten reforzar la identidad y el autoreconocimiento de las poblaciones que viven cerca a estos lugares.

“Hasta hace poco muchos pensaban que los grandes asentamientos en Huamachuco eran de origen Inca, pero nuestra historia está colmada de sociedades que alcanzaron un gran nivel de desarrollo y que sirvieron de base para la constitución del Imperio Inca”, argumentó.

La Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco ha recuperado en Wiracochapampa 3 hectáreas de las 33 que conforman la ciudad. Aunque en porcentaje puede resultar una cifra pequeña, Hugo Deudor Yarasca, Responsable de la Unidad Ejecutora, considera que se debe tener en cuenta que los proyectos arqueológicos son mucho más complejos y necesitan mayor cuidado en su ejecución en comparación con la inversión estatal en construcciones modernas.

“Los datos históricos que arrojan los proyectos son únicos pero lograr que este sitio sea visto como un destino cultural que escolares y turistas lleguen a conocerlo es muy importante para nosotros. Los trabajos que desarrolla nuestra institución permitirá brindarle a Huamachuco un destino atractivo para los visitantes quienes conocer algo más de nuestra historia”, aseguró.


Acerca del autor



Deja un comentario

Regresar arriba ↑
  • Agenda
  • Ley Servir
  • Sidga
  • Publicaciones
  • Atencion
  • Puesta en Valor
  • Civilizacion
  • Transparencia